fbpx

Navigate / search

Capítulo 02: Tradición apostólica: reteniendo lo que nos ha sido entregado

“Cuando los Apóstoles hablan de tradición… no están hablando de tradiciones humanas, sino de aquéllo que ha sido entregado la iglesia por parte de ellos. Estas tradiciones no estaban sujetas a negociación, pues son las tradiciones de Dios” 1) R.C. Sproul, “To Cover or Not To Cover” (from the series “The Hard Sayings of the Apostles”), http://bit.ly/sproulcover.

R.C. Sproul Sr. Fundador de Ligonier Ministries

 

Cuando escuchamos la palabra “tradición” normalmente pensamos que se trata de aquellas invenciones de los hombres que no se encuentran en la Escritura. Puede ser que las tradiciones resulten benéficas (o al menos no dañinas), pero debido a que Dios no las ha ordenado tampoco deberíamos hacerlo nosotros. Cuando se trata de entender la doctrina del velo debemos hacernos la siguiente pregunta: ¿es ésta una tradición o un mandato? Vayamos a nuestro primer versículo:

“Os alabo, hermanos, porque en todo os acordáis de mí, y retenéis las instrucciones tal como os las entregué” (1ª Corintios 11:2)

Aunque dichas “instrucciones” (tradiciones) no están explícitamente definidas podemos concluir con toda seguridad que la doctrina del velo es una de ellas. ¿Por qué? La doctrina del velo (1ª Corintios 11:3-16) está emparedada entre dos declaraciones contrastantes. Por un lado tenemos en el versículo 2 la declaración del Apóstol Pablo, “os alabo”; seguida de la explicación de la doctrina del velo. Y por otro lado tenemos en el versículo 17 la segunda declaración, “no os alabo”; seguida de la explicación de la Cena del Señor y de los dones espirituales (en los cuales habían abusos). Dentro de la estructura del capítulo 11, en los versículos 2 y 17, se hayan los encabezados de cada tema, respectivamente.

“Os alabo”

(1ª Corintios 11:2)

“No os alabo”

(1ª Corintios 11:17)

Doctrina del velo (1ª Corintios 11:2-16)  La Cena del Señor ( 1ª Corintios 11:17-34)

Dones Espirituales (1ª Corintios 12:1-14:40)

Lo que inmediatamente sigue después de cada uno de dichos versículos es una enseñanza práctica, apropiada para cada uno de los encabezados; primeramente se informa (os alabo) y después se corrige (no os alabo). Si la doctrina del velo no hubiese estado siendo practicada por los corintios habría estado bajo el encabezado “no os alabo”. Pero sabemos que sí estaba siendo practicada por ellos debido a que Pablo les dice “la retenéis”. Sin embargo, la comprensión que ellos tenían acerca de la doctrina del velo era deficiente; por tanto, necesitaban una mayor comprensión del tema.

Ahora, antes de se descarte la doctrina del velo como una invención humana, dejemos que la Biblia misma nos proporcione una definición acerca de lo que es la tradición. La palabra griega para “instrucciones” (tradiciones) en el versículo 2 es παράδοσις (paradosis), la cual es empleada 13 ocasiones en el Nuevo Testamento. También es usada en 8 ocasiones por el Señor Jesús, y cada vez que lo hace, claramente se refiere a las “tradiciones de los hombres”. Pablo también emplea el término en el mismo sentido, pero no de manera exclusiva. Algunas veces la usa para referirse a las enseñanzas apostólicas autoritativas. Veamos dos ocasiones en las que él lo hace:

“Así que, hermanos, estad firmes, y retened la doctrina (paradosis) que habéis aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra” (2 Tesalonicenses 2:15)

“Pero os ordenamos, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la enseñanza (paradosis) que recibisteis de nosotros” (2 Tesalonicenses 3:6)

¿Notaste el patrón? Cuando Pablo emplea la palabra paradosis a fin de referirse a una enseñanza apostólica lo hace diciendo “de nosotros”. Así que ¿cómo podemos saber que la doctrina del velo no es un invento humano, sino que proviene de la enseñanzas de los apóstoles? Pablo no deja este asunto en la suposición. En 1ª Corintios 11:2 dice: “tal como os las entregué [las tradiciones]”. Esto significa que la doctrina del velo es una enseñanza apostólica autoritativa 2) En 1ª Corintios 11:2 la palabra “instrucciones” se traduce del término griego παράδοσις (paradosis). .

Para ayudarte a visualizarlo imagínate tú mismo abriendo tu buzón. Ves que recibes una docena cartas muy diferentes entre sí, cada una dirigida a ti. Sin embargo una carta en particular llama tu atención debido a que es del Servicio de Impuestos Internos; le das una atención especial debido a quién es el emisor de dicha carta, pues entiendes claramente que lo que en ella hay posee autoridad debido a que el gobierno se la ha dado. Y mientras la lees te das cuenta de que se te están dando instrucciones claras sobre lo que debes hacer a continuación. Simplemente no puedes ignorarla.

De la misma manera, la Primera Carta a los Corintios es importante debido a que fue escrita por un Apóstol con instrucciones que deben ser mantenidas por la iglesia. Este Apóstol ha sido investido con autoridad por el Señor Jesucristo para ser el fundamento de la iglesia (Efesios 2:20). Aún más importante es el hecho de que cuando él habla en la Escritura, Dios mismo es Quien habla (2ª Timoteo 3:16).

Imagínate a ti mismo abriendo una carta del Apóstol Pablo por primera vez. Reconoces la importancia de ella y es por ello que la empiezas a leer. Él te dice en esta carta que la razón por la cual te ha escrito es para que tengas “entendimiento” acerca de la doctrina del velo. Él desea que conozcas lo que este símbolo significa, del por qué de su práctica en la iglesia y acerca de lo que se comunica cuando se ignoran sus instrucciones. Asimismo te das cuenta de que él te elogiaría si “retienes” una enseñanza como ésta. Vayamos adelante a través de la carta del Apóstol de manera que podamos ver todo lo que él desea que nosotros comprendamos. En el siguiente capítulo veremos el fundamento de este símbolo; el orden de la creación.

 

References

1.
 R.C. Sproul, “To Cover or Not To Cover” (from the series “The Hard Sayings of the Apostles”), http://bit.ly/sproulcover.
2.
 En 1ª Corintios 11:2 la palabra “instrucciones” se traduce del término griego παράδοσις (paradosis).

Leave a comment

name*

email* (not published)

website

Send this to a friend