fbpx

Navigate / search

Capítulo 11 – ¿Cuál estilo de cubierta de la cabeza debe utilizarse?

Cubrirse la cabeza es un acto religioso, no una exhibición de moda. La cubierta es un símbolo cristiano que indica que la mujer está bajo autoridad. Así que, lo que sea que una mujer use para cubrir su cabeza cuando ora debe corresponder al significado del acto”. 1) Alexander Strauch, “Littleton Bible Chapel Position Paper: 1 Corinthians 11:2–16,” (Documento Posicional de la Capilla de la Biblia de Littleton) http://www.headcoveringmovement.com/Littleton-Bible-Chapel-Position-Paper-Head-Coverings.pdf, recopilado el 1 mayo del 2016, 14.

Alexander Strauch (exprofesor de la Universidad Cristiana de Colorado; autor de “El Puesto Bíblico de Anciano” y “Hombres y Mujeres, Iguales, Pero a la Vez Diferentes”)

Una cubierta de la cabeza en el contexto de 1 Corintios 11 es un símbolo cristiano que debe ser usado por las mujeres mientras se ora y profetiza. Pablo dice que esta cubierta es un símbolo de autoridad (1 Corintios 11:10) y que se debe de usar en la cabeza (1 Corintios 5-6), pero no especifica qué debe de ir en la cabeza. Es el resultado lo que él ordena, el de tener la cabeza cubierta, no que las mujeres tienen que usar un tipo específico de cubierta para sus cabezas. Sabemos que este es el caso porque Pablo nos provee solo un verbo, no un sustantivo.

Así que, él nos da una acción para realizar (cubrir tu cabeza), no un objeto específico para usar (como: ponte una bufanda). Permíteme darte una analogía para mostrarte la importancia de esto: si yo te dijera “quiero que me llames”, te estaría diciendo la acción que quiero que realices. Solo necesito que me llames, pero hay varias formas diferentes en las que lo puedes cumplir. Puedes usar tu teléfono, puede usar un teléfono fijo, o puedes usar Skype. Al usar el verbo “llamar” no estoy especificando un dispositivo en particular; solo requiero la acción de que tú me llames. Pero, ahora en contraste, si adicionalmente usara un sustantivo junto al verbo y dijera: “quiero que me llames con tu iPhone”, mis instrucciones serían más específicas. Al usar el sustantivo iPhone, te he quitado la libertad de elegir tu propio dispositivo, ya que te he dicho cuál dispositivo ocupar. Si me llamaras usando Skype o un teléfono fijo, no estarías siguiendo mis instrucciones como las di.

Esto es significativo porque esta es exactamente la manera en la que Pablo habla en 1 Corintios 11. Él ordena a las mujeres que realicen la acción de cubrir sus cabezas sin especificar ninguna prenda en particular que debe usarse. Así que donde la Escritura termina, la libertad cristiana comienza. Eso significa que el tipo de cubierta que uses es tu decisión como individuo, de tu familia o iglesia. Eso también significa que aquellos que dicen que “la cubierta tiene que ser de cierto estilo o no es una cubierta verdadera” están yendo más allá de la Biblia, porque la gramática de este pasaje es clara, es una acción, no es un objeto lo que es ordenado.

Velando la Gloria del Varón

Ahora, habiendo dicho eso, hay una pregunta útil que las mujeres deberían hacerse a sí mismas cuando seleccionan una cubierta. La Biblia dice que la mujer es gloria del varón y que cuando ella está adorando, la gloria del hombre debe ser cubierta. La palabra usada para cubierta es “katakalyptō” que significa: velar, esconder o encubrir.

Así que, cuando una mujer cubre su cabeza, ella está cubriendo simbólicamente la gloria del hombre para que solo la gloria de Dios esté exhibida. Ya que el propósito de la cubierta de la cabeza es esconder la gloria humana, es importante que una mujer se pregunte a sí misma de forma honesta, “¿Esta cubierta que he elegido está reflejando eso o solo está acentuando mi propia gloria?” Verás, algunas “cubiertas” pueden ser mejor categorizadas como accesorios de cabello que llaman la atención al cabello, en lugar de ser una cubierta que lo cubre. Así que, creo que es importante recordar el propósito de la cubierta y preguntarte honestamente si la prenda que has escogido es fiel a lo que simboliza.

Modestia y Discreción

Mientras que no hay instrucciones respecto al tipo de cubierta que debe de usarse, hay unos cuantos principios que tenemos que tomar en consideración. Tanto el apóstol Pablo como Pedro instruyeron a las mujeres para que vistieran modesta y discretamente, dejando que su adorno interior (no el exterior) sea lo que se vea. Aquí está lo que ellos dijeron:

En cuanto a las mujeres, quiero que ellas se vistan decorosamente, con modestia y recato, sin peinados ostentosos, ni oro, ni perlas ni vestidos costosos. Que se adornen más bien con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan servir a Dios” (1 Timoteo 2:9-10 NVI).

Que la belleza de ustedes no sea la externa, que consiste en adornos tales como peinados ostentosos, joyas de oro y vestidos lujosos. Que su belleza sea más bien la incorruptible, la que procede de lo íntimo del corazón y consiste en un espíritu suave y apacible. Esta sí que tiene mucho valor delante de Dios” (1 Pedro 3:3-4 NVI).

Así que, ¿Cómo deberían las mujeres aplicar estos principios a las cubiertas que escogen usar? Yo creo que la aplicación correcta sería que ellas cubrieran su cabeza con algo que no sea abiertamente ostentoso. Una vez más, se supone que la cubierta de la cabeza debe velar la gloria humana, no acentuarla. La modestia y discreción no significan “desaliñado” o “carente de belleza”, pero tampoco llaman la atención hacia sí. Aunque la aplicación de estos principios se verá diferente en la vida de cada creyente, lo importante es que los tomemos con seriedad al preguntarnos a nosotros mismos si lo que vestimos concuerda con el espíritu de estas órdenes.

¿Debe Cubrirse todo el Cabello?

Otro problema es cuánto cabello puede estar expuesto fuera de la cubierta. ¿Debe estar todo su cabello oculto, o aún puede mostrar un poco? El pasaje que vimos en la sección anterior no ayuda a contestar esta pregunta. En 1 Timoteo 2:1, Pablo empieza una nueva sección, en la que enseña: “…Cómo deben comportarse las personas en la familia de Dios” (1 Timoteo 3:15 NVI). Por lo que en este momento estamos hablando de cuestiones de la iglesia.

Ahora, dentro de los primeros versículos de esta nueva sección, Pablo exhorta a las mujeres a que se vistan modestamente en la iglesia, siendo una de las aplicaciones de ese principio la de no tener “peinados ostentosos” (1 Timoteo 2:9). Ya que Pablo nos dijo que las mujeres cubren sus cabezas en todas las iglesias (1 Corintios 11:16), y él también les instruye acerca de sus peinados, podemos concluir que parte del cabello era visible fuera de la cubierta. Así es como armonizamos estos dos pasajes: si Pablo quiso decir que una mujer debía cubrir todo su cabello, entonces, sus instrucciones acerca de tener peinados elaborados y ostentosos serían innecesarias. En ese caso, su orden acerca de la cubierta de la cabeza eliminaría a cualquiera que apareciera en la asamblea con un peinado ostentoso.

Creo que es interesante que, cuando observamos la evidencia arqueológica de las mujeres romanas en el primer siglo, podemos ver que las cubiertas que usaban aún dejaban visible su peinado. 2) La Dra. Kelly Olson menciona que la “palla o manto, la cual se estiraba sobre la cabeza cuando la mujer estaba fuera” es la “descripción que es ofrecida por muchos estudiosos modernos como la ropa cotidiana de una matrona romana.” Dress and the Roman Woman (El vestido y la mujer romana), 25. Para ver un ejemplo visual, la “Mujer Grande de Herculano” puede ser observada en http://www.getty.edu/art/exhibitions/herculaneum_women/lg_woman.html, recuperado 1 mayo del 2016.

El tipo más común de cubierta de la cabeza en Corinto era cuando la mujer ponía el manto que tenía alrededor de su cuerpo sobre su cabeza. Para ayudarte a visualizar esto, es como si te pusieras la capucha de tu chamarra encima de la cabeza. Cuando se usa este tipo de cubierta, aún podemos ver que tipo de peinado llevas, ya que la cubierta descansa sobre la parte superior de tu cabeza y cubre la parte de atrás, por lo que el frente y los lados de tu cabeza se mantienen visibles. De hecho, tenemos numerosas estatuas donde la cabeza de la mujer está cubierta pero aún se puede ver claramente las trenzas de su cabello. Por lo tanto, yo no veo una contradicción en que, si Pablo habló de los peinados de la mujer, entonces ellas no pudieron haber usado cubiertas para la cabeza. Creo que esto asume, de forma equivocada, un tipo de cubierta que no mostraba nada de cabello. Así que, el hecho de que Pablo tocó el tema de los peinados en el contexto de la adoración en la iglesia quiere decir que las cubiertas donde el cabello aún está expuesto eran perfectamente aceptables.

¿Velos para la Cabeza?

Algunos cristianos enseñan que la cubierta por la que aboga Pablo es de un estilo “del medio oriente” que cubría la cara. Ahora, aquellos que hacen tales declaraciones no creen que la cubierta de la cabeza aplica al día de hoy. Ya que esto es así, te tienes que preguntar si dicen esto para desalentar la práctica. Después de todo, ¿Qué mujer cristiana desea usar un burka? Ya hemos establecido que Pablo no está hablando de ningún tipo especifico de cubierta de la cabeza. Sin embargo, lo que está claro es que él está hablando de una cubierta para la cabeza.

Él usa la palabra griega para cabeza, y ni una vez ocupa la palabra griega para cara en este pasaje. Por lo tanto, el argumento de que una mujer debe de cubrir su cara para ser fiel a este pasaje es falso. También creo que una cubierta para la cara sería directamente contradictoria a lo que se enseña en 2 Corintios 3:18: “Así, todos nosotros, que con el rostro descubierto reflejamos como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados a su semejanza con más y más gloria...”

En este contexto él está contrastando al creyente (que tiene una cara descubierta) con Moisés, “quien se ponía un velo sobre el rostro” (2 Corintios 3:13).

De este pasaje podemos hacer dos observaciones.

  1. Debido a que Pablo escribe a los corintios y menciona “rostro descubierto” (anakekalymmenō prosōpō), sabemos que él pudo haber utilizado esa fraseología en 1 Corintios 11. En lugar de eso, él solo mencionó “cabezas descubiertas” (akatakalyptō tē kephalē) debido a que esa era su preocupación.
  2. Si Pablo requiriera que todas las mujeres (o incluso solo las mujeres de Corinto) velaran sus caras, no habría dicho “todos, con el rostro descubierto” porque no sería verdad. Solo los hombres tendrían caras “sin velar”, y no todos los creyentes a los que él está hablando. Y si alguien fuera a objetar que Pablo se refiere a “descubierto” solo en un sentido metafórico, aún es difícil de imaginar que Pablo hubiera dicho esto, debido a que sería demasiado irónico.

Ahora, algunos han sugerido que este estilo de cubierta de la cabeza era común durante el tiempo de Pablo, pero no existe tal evidencia. Existe evidencia del velo facial en áreas como Tarso, Arabia y Siria, 3) Thompson, “Hairstyles,” (Peinados) 113  pero no en el Corinto Romano.

Una inspección arqueológica muestra que las mujeres en Corinto no se cubrían, o se cubrían con una prenda que ponían sobre la cabeza (pero no sobre la cara). 4) Véase, Thompson, “Hairstyles” (Peinados) y Gill, “Roman Portraiture” (Retrato Romano).

Incluso si hubiera evidencia de la cubierta del rostro en Corinto, eso aún no cambiaría nada. Nosotros recibimos nuestras instrucciones de Pablo, no de la cultura en la que vivió, y él nunca le dice a una mujer que su rostro tiene que estar cubierto. Es la acción de que las mujeres cubran su cabeza y que los hombres descubran su cabeza lo que tiene que pasar.

Conclusión

Así que, en resumen, la elección de la cubierta que ocuparás para la cabeza es tuya. Debe de ser modesta, y debe de cumplir su propósito de realmente cubrir tu cabeza. Si cubre todo tu cabello o solo una parte depende completamente de ti, no importa el tipo, solo que la cabeza esté cubierta.

References

1.
 Alexander Strauch, “Littleton Bible Chapel Position Paper: 1 Corinthians 11:2–16,” (Documento Posicional de la Capilla de la Biblia de Littleton) http://www.headcoveringmovement.com/Littleton-Bible-Chapel-Position-Paper-Head-Coverings.pdf, recopilado el 1 mayo del 2016, 14.
2.
 La Dra. Kelly Olson menciona que la “palla o manto, la cual se estiraba sobre la cabeza cuando la mujer estaba fuera” es la “descripción que es ofrecida por muchos estudiosos modernos como la ropa cotidiana de una matrona romana.” Dress and the Roman Woman (El vestido y la mujer romana), 25. Para ver un ejemplo visual, la “Mujer Grande de Herculano” puede ser observada en http://www.getty.edu/art/exhibitions/herculaneum_women/lg_woman.html, recuperado 1 mayo del 2016.
3.
 Thompson, “Hairstyles,” (Peinados) 113
4.
 Véase, Thompson, “Hairstyles” (Peinados) y Gill, “Roman Portraiture” (Retrato Romano).

Leave a comment

name*

email* (not published)

website

Send this to a friend