fbpx

Navigate / search

Capítulo 08 – El cabello largo: ¿nuestro único velo?

“El versículo 15 ha sido grandemente mal interpretado por muchos. Algunos han sugerido que “el cabello de una mujer se le ha dado por velo” no es necesario que ella tenga otra cubierta. Pero tal enseñanza violenta gravemente esta porción de la Escritura. A menos que uno vea que hay dos velos que están siendo mencionados en este capítulo, el pasaje no dejará de ser irremediablemente confuso” 1) William MacDonald, Believer’s Bible Commentary (Comentario de la Biblia del Creyente) (Thomas Nelson, 1995), 1786.

William MacDonald, Presidente del Emmaus Bible College,
1959 – 1965; autor del Believer’s Bible Commentary

 

La creencia de que el velo se refiere al cabello largo de la mujer es una creencia popular sostenida por muchos cristianos hoy en día. Ésta viene de 1 Corintios 11:14-15, que dice:

“La naturaleza misma ¿no os enseña que al varón le es deshonroso dejarse crecer el cabello? Por el contrario, a la mujer dejarse crecer el cabello le es honroso; porque en lugar de velo le es dado el cabello.” (1 Corintios 11:14-15)

Ahora, nadie discute el hecho de que en estos dos versículos Pablo está hablando acerca de la longitud del cabello. Eso es algo claro. Los hombres deben mantener su cabello corto mientras que las mujeres deben mantenerlo largo. Lo que se debate es cómo este pasaje se relaciona con el resto del argumento del Apóstol Pablo acerca del velo. Como ya vimos en el capítulo 4, este pasaje recurre a lo que la naturaleza nos enseña acerca de la longitud de nuestro cabello como una razón por la cual la mujer debe usar un velo artificial. Sin embargo, aquellos que sostienen la postura del “cabello largo” argumentan que ésta no es una razón sino un pasaje explicativo acerca de lo que es el velo. Tomemos un tiempo para examinar sus argumentos.

Un pasaje sin tela

Uno de los principales argumentos que la postura del “cabello largo” emplea es que en ningún lugar de 1 Corintios 11 el Apóstol Pablo llama a la mujer a usar un velo artificial. Ellos argumentan que la palabra “velo” no es empleada aquí. Eso es verdad, dado que el Apóstol Pablo ordena a la mujer cubrir su cabeza sin ni siquiera mencionar cómo es que debe hacerlo. Así que el argumento es, que en el versículo 15 se dice: “que el cabello largo de la mujer es el velo que ella debe usar”.

Antes de responder a este argumento, vayamos a tomar un vistazo histórico para conocer lo que la iglesia ha creído acerca de esta interpretación a través del tiempo.

Una nueva interpretación

El Doctor A. Philip Brown II (Universidad Bob Jones) es uno de los defensores más prominentes y articulado de la postura del “cabello largo”, él dice:

“En general, los intérpretes modernos no se desviaron de identificar la cubierta que Pablo requiere como un velo o como una prenda material para la cabeza hasta mediados del siglo veintiuno. La postura de que la cubierta requerida o prohibida por Pablo es el cabello largo en sí mismo, ha sido sostenida de manera popular por varios grupos a lo largo del siglo veinte, pero fue Abel Isaakson (en el año de 1965) el primero en ofrecer a la comunidad académica un argumento extenso e impreso para respaldar esta interpretación” 2) A. Philip Brown II, A Survey of the History of the Interpretation of 1 Corinthians 11:2–16 (Aldersgate Forum, 2011) Página 12.

Así que el Dr. Brown ha identificado el siglo veinte como el punto inicial de esta postura (que él también sostiene). Logré identificar indicios de esta postura en el siglo diecinueve 3) El defensor más temprano que logré encontrar fue Karl Christian Johann Holsten (1825–1897), un teólogo liberal alemán. Más informacón en www.headcoveringmovement.com/articles/where-did-the-long-hair-view-come-from. , sin embargo, es un hecho que es una doctrina nueva. Es diferente de cómo la iglesia ha entendido este pasaje por diecinueve siglos. Y aunque la historia de la iglesia no sea la autoridad final, siempre debemos de ser cuidadosos con las posturas nuevas. Tal como el viejo adagio dice: “Si es nuevo, probablemente no sea cierto”.

Los testimonios acerca de que la cubierta de la cabeza es un velo real son muy tempranos. Ireneo (130 – 220 d.C) fue un Obispo y Apologeta cristiano de la iglesia primitiva. Él fue discípulo de Policarpio, quien era discípulo del Apóstol Juan. Ireneo cita 1 Corintios 11:10 “Por lo cual la mujer debe tener señal de autoridad sobre su cabeza, por causa de los ángeles”. 4) Ireneo of Lyon, “Ireneo contra las herejías” en Los Padres Apostólicos con Justino Mártir e Ireneo, Vol. 1, ed. A. Roberts, J. Donaldson, y A. C. Coxe (Buffalo: Christian Literature Company), 327.  Nota que él dice: “velo” en lugar de “autoridad”. Esto nos muestra que Ireneo entendió que esta sección de la Escritura se refiere a una cubierta de tela y no al cabello largo de una mujer. También debe notarse que Ireneo era un ciudadano romano y hablante nativo del idioma griego (el idioma en el que Pablo escribió), así que era muy poco probable que entendiera incorrectamente el uso de las palabras que Pablo decidió escoger, ya que esta era su área y lenguaje nativos.

Otros Padres Apostólicos notables que sostuvieron que Pablo requería de un velo artificial fueron: Clemente de Alejandría (150 – 215 d.C), Hipólito (170 – 236 d.C), Tertuliano (aproximadamente 155 – 220 d.C), Juan Crisóstomo (347 – 407 d.C), Jerónimo (347 – 420 d.C) y Agustín (354 – 407 d.C) 5) Para leer estas citas, por favor vaya al Capítulo 1 “Historia del Velo Cristiano”

Uso del griego

En 1 Corintios 11, el Apóstol Pablo emplea palabras diferentes para referirse a cuando la cabeza se encuentra cubierta o descubierta. Por favor síganme mientras estudiamos estas palabras. Probablemente sea un poco más técnico, pero sé que será de mucho beneficio. Les mostraré cómo estas palabras son empleadas por Pablo en otros escritos. Así es como los académicos determinan el significado de las palabras antiguas.

Podrías recurrir directamente a un Léxico Griego (un diccionario) para conocer rápidamente el significado de la palabra. Pero quiero mostrarte cómo es que los léxicos obtienen sus definiciones. Así que vamos a ver el uso relevante de estas palabras en otros textos griegos. Por relevante me refiero a que es necesario que se refiera a cubrir la “cabeza” y que haya sido escrito cerca del tiempo en el que Pablo escribió su carta (aproximadamente en el 54 d.C). Este criterio es importante debido a que las palabras cambian de significado con el tiempo.

Katá Kefalé Éjon

En griego las palabras “con la cabeza cubierta” que se encuentran en 1ª Corintios 11:4 son κατὰ κεφαλῆς ἔχων (katá kefalé éjon).

Katá (κατὰ) es una preposición que probablemente se refiere a algo que desciende. Kefalé (κεφαλῆς) es un sustantivo, y es traducido como “cabeza”. Finalmente, éjon (ἔχων) es un verbo que significa “tener”. La forma en la que podemos determinar lo que Pablo quería decir con esta frase es buscar como fue usada en otros lugares. Ahora, estas palabras solo aparecen aquí, en el Nuevo Testamento, pero existen otras dos instancias relevantes que debemos considerar.

El primer uso se encuentra en la Septuaginta, que es la traducción del Antiguo Testamento al griego. Esta fue la Biblia que usaron los Apóstoles. En Ester 6:12 dice: “Amán se dio prisa para irse a su casa, apesadumbrado y cubierta su cabeza.” Las palabras traducidas como “cubierta su cabeza” son katá fefalé (κατὰ κεφαλῆς) en griego. Estas son las palabras empleadas en 1ª Corintios 11:4. Es obvio que en el pasaje del libro de Ester citado anteriormente se refiere a un material que cubre la cabeza, dado que el cabello no puede crecer tan largo mientras corres camino a casa.

Otro uso notable de estas palabras es el de Plutarco, quien fue un Historiador griego y ciudadano romano. Él vivió en la misma época en la que el Apóstol Pablo escribió sus cartas. Plutarco, al describir a un hombre con una toga cubriendo su cabeza emplea la frase en griego κατὰ κεφαλῆς ἔχων (katá kefalé éjon); Regum 82.13. Esta es la misma frase empleada en 1ª Corintios 11. El hecho de que Plutarco haya sido contemporáneo de Pablo, viviendo en la misma región y hablando el mismo idioma, significa que la forma en la que él empleó las palabras resulta muy útil al momento de compararlas. Cuando Plutarco quiso hablar acerca de un material que cubre la cabeza, empleó la frase κατὰ κεφαλῆς ἔχων (katá kefalé éjon) para describirla.

Katakalúpto y Akatakáluptos

Mientras que κατὰ κεφαλῆς (katá kefalé) se emplea una sola vez en el pasaje del velo, las palabras κατακαλύπτω (katakalúpto; cubrir) y ἀκατακάλυπτος (akatakáluptos; descubrir) son empleadas un total de 5 veces. Ambas palabras son las mismas, solo que la última se encuentra en forma negativa. Vayamos también a averiguar cómo son empleadas estas palabras en otros lugares.

Ambas palabras aparecen solo en el Nuevo Testamento en 1ª Corintios 11. Fuera del Nuevo Testamento, consistentemente estas palabras se refieren a un material para cubrir la cabeza.

Plutarco (46 – 120 d.C.) usa la palabra Katakalúpto para hablar de una costumbre nupcial local:

“En Beocia se acostumbra colocar una corona de espárragos silvestres al momento de cubrir con un velo a la novia”

En el libro apócrifo de Susana (siglos 1 – 2 a.C.) la palabra Katakalúpto se usa para referirse a un material para cubrir la cabeza:

Ahora, Susana era una mujer muy delicada y bonita en apariencia. Como se encontraba cubierta con un velo, los hombres malvados le ordenaron que se lo quitara, para así poder contemplar su belleza” (Susana 31-32)

Filón (20 – 50 d.C.) hablando acerca de una mujer acusada de adulterio dice:

Y el sacerdote tomará la cebada y se la ofrecerá a la mujer, y le quitará el velo de su cabeza para que sea juzgada con la cabeza desnuda, privada del símbolo de la modestia al que las mujeres inocentes están acostumbradas a usar”. (Leyes especiales, III, 56)

Y unos párrafos después continúa:

“Cuando todas estas cosas estén previamente preparadas, la mujer con su cabeza descubierta (akatakáluptos te kefalé), llevando en su mano la harina de cebada, tal y como ya se ha especificado, se presentará”. (Leyes especiales, III, 60)

Las palabras griegas empleadas para “cabeza descubierta” son akatakáluptos te kefalé, que son las mismas palabras que Pablo escogió en 1ª Corintios 11:5.

Para que no haya malentendidos, la palabra katakalypto en sí misma no se refiere exclusivamente a los velos. Al igual que el verbo “cubrir”, ambas requieren de un contexto para saber su significado. Para mostrar una variedad de usos, en la Septuaginta la palabra katakalypto describe el agua cubriendo el mar (Habacuc 2:14), la grasa que cubre las partes de un animal (Levítico 4:8) y palabras que están ocultas (Daniel 12:9). Sin embargo, cuando las palabras katakalypto o akatakalyptos son usadas para referirse a la cabeza humana, siempre se refieren a un material. En cada ocasión6) En Isaías 6:2 en donde leemos acerca de los ángeles en el cielo. Dice: “los serafines estaban sobre Él, cada uno con seis alas: con dos cubrían su rostro, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban“.

En este pasaje vemos cómo los serafines emplean sus alas como cubiertas. La palabra usada para “cubrir” en la Septuaginta es katakalypto. Aunque esto no se refiere a un material, sí se refiere a un velo removible. Los ángeles pueden mover sus alas hacia delante o lejos de su cara; para velar o desvelar a su voluntad. También es una instancia única debido a que se refiere a los ángeles en el cielo en lugar de a los humanos aquí en la tierra. . Dado que ese es el caso, está claro que cuando Pablo habló de kata kephalē, katakalyptō, o akatakalyptos, sus lectores lo habrían entendido como refiriéndose a una tela que cubría, no a su propio cabello.

Peribolaion

Ya hemos visto 5 de las 6 referencias empleadas para “cubrir” y “descubrir”. Y hemos visto que cuando Pablo se refiere a algo para “cubrir” él lo llama katá kefalé o atakalypto, mientras que para referirse a algo que se “descubre” lo llama akatakalypto.

Ahora vayamos a nuestra última palabra griega que al ser traducida se refiere a “cubrir”, la cual proviene del versículo 15:

“La naturaleza misma ¿no os enseña que al varón le es deshonroso dejarse crecer el cabello? Por el contrario, a la mujer dejarse crecer el cabello le es honroso; porque en lugar de velo (peribolaion) le es dado el cabello”. (1 Corintios 11:14-15)

En el único pasaje en donde se habla del cabello largo de la mujer, Pablo hace la diferencia entre éste y la cubierta requerida en el resto del capítulo al usar una palabra griega completamente diferente. En el versículo en el que claramente se habla del cabello, él llama al velo una peribolaion, mientras que, en el resto del capítulo, cuando habla de cómo las mujeres deben adorar, usa katakalypto. Entonces, si el versículo 15 era un verso explicativo y Pablo realmente estaba hablando de longitudes de cabello todo el tiempo, ¿no habría llamado katakalypto al pelo largo de una mujer?

Algunos objetan diciendo que la razón de esta diferencia es debido a que la palabra peribolaion es la primera instancia en este pasaje en donde la palabra “cubierta” es mencionada como sustantivo. Aun cuando el uso gramatical es correcto, debe señalarse que peribolaion es de un grupo de palabras completamente diferente. Si Pablo se estaba refiriendo a la misma cubierta y quería usarlo como sustantivo, él probablemente hubiera usado kalymma, que es el sustantivo del mismo grupo de palabras, y el mismo Pablo usa esta palabra en otra de sus cartas para referirse al velo (véase 2 Corintios 3:12-16).

Así que, aunque las versiones en inglés de la Biblia traducen ambas palabras como cubierta, Pablo diferencia entre las dos cubiertas al usar palabras diferentes en griego.

¿En lugar de una cubierta?

El segundo argumento principal de los que sostienen la postura del cabello largo viene de la palabra anti en griego. En 1ª Corintios 11:15 esto es traducido como la palabra “como” cuando dice “…se le ha dado su cabellera como velo”. El argumento es que “como” es una mala traducción y debería de ser traducido como “en lugar de”, para que se pueda interpretar este pasaje como si estuviera diciendo que el cabello de una mujer se le da en lugar de una cubierta de tela para la cabeza. Significando que, si tiene cabello largo no necesita nada más. Mientras es verdad que la preposición anti puede referirse a una sustitución, no es su único significado. El léxico griego BDAG(A Greek–English Lexicon of the New Testament and Other Early Christian Literature)  indica que “anti” tiene varios tipos de significado “desde reemplazo’ a ‘equivalencia.

El Dr. Thomas Schreiner, profesor de Interpretación del Nuevo Testamento, del Seminario Teológico Bautista Sureño, afirma:

La preposición “anti” en el 11:15 no se refiere necesariamente a sustitución, también puede indicar equivalencia. Este último tiene más sentido en el contexto.”

Para probar que esto es verdad, déjame mostrarte otros ejemplos donde anti no se refiere a sustitución:

Juan 1:16 dice, “Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre (anti) gracia. (RVR1960)”

En Hechos 12:23, Lucas dice: “Al momento un ángel del Señor le hirió, por cuanto (anti hos) no dio la gloria a Dios; (RVR1960)”

Finalmente, en 1 Tesalonicenses 5:15, Pablo dice, “Mirad que ninguno pague a otro mal por (anti) mal; (RVR1960).

En cada uno de los tres ejemplos presentados, anti no es usado para indicar sustitución.

Ahora que hemos revisado los argumentos principales para la “postura del cabello largo”, pasemos nuestra atención a algunas razones adicionales por las que veo dos cubiertas diferentes en este pasaje.

Acortando el cabello corto

Si el cabello largo es la única cubierta mencionada en este capítulo, entonces el versículo 6 tiene un problema importante. Déjame mostrarte lo que quiero decir.

Si de acuerdo a Pablo, el cabello largo fuera equivalente a estar cubierto, ¿Qué significaría “descubierto”? Significaría tener cabello corto, ¿verdad? El opuesto de cubierto es descubierto, y el opuesto del cabello largo es el cabello corto. Así que, si esto fuera lo que Pablo tenía en mente, hagamos unos cuantos reemplazos de palabras en el verso 6.

Donde vemos la palabra “cubrir su cabeza”, reemplacémoslo con “tener cabello largo”.

“Porque si la mujer no (tiene cabello largo), que se corte también el cabello” (RVR1960 1 Corintios 11:6)

Veámoslo otra vez en otra traducción de la Biblia.

Porque si la mujer no (tiene el cabello largo), que también se corte también el cabello” (1 Corintios 11:6 LBLA)

Si una mujer se rehúsa a tener cabello largo ¿debería cortar su cabello de manera que quede corto? Pero ella ya tendría el cabello corto, por lo que este argumento no tiene sentido; Pablo debe de estar hablando de una cubierta artificial.

Entonces, algunos objetan la interpretación de la RVR1960 de “cortar”. Ellos interpretan “cortar” como un sinónimo de rapar, haciendo este argumento menos absurdo.

El argumento de Pablo entonces se transformaría en “si una mujer tiene el cabello corto, debería raparse.” El problema con este argumento es que “cortar” no puede significar “rapar” en este contexto.

La palabra griega traducida como “cortar” es keirō. Esta palabra es usada otra vez en este mismo pasaje, y es diferente de “rapar”, que es la palabra griega xuraō.

Esto es lo que dice: “si es vergonzoso para la mujer tener el pelo corto (keirō) o la cabeza rasurada (xuraō)” ¿Te diste cuenta? Él dijo “o” la cabeza rasurada. Así que, mientras “cortar” (keirō) puede ser usado para describir una cabeza rasurada (xuraō), Pablo no pudo haber tenido esto en mente en este pasaje. Si lo fuéramos a interpretar de esa manera, su argumento se volvería “si es vergonzoso para la mujer tener el cabello (rapado) o la cabeza rasurada.” ¿rapado o rasurada? Una vez más, eso no tendría sentido.

No todo el tiempo

Pablo está preocupado con la cubierta solo durante tiempos específicos. Él dice: “Todo varón que ora o profetiza con la cabeza cubierta, afrenta su cabeza.

Pero toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, afrenta su cabeza; porque lo mismo es que si se hubiese rapado.” (1 Corintios 11:4-5 RVR1960).

Él deja claro que no está hablando de algo que sucede todo el tiempo, sino que él está hablando de algo que pasa en un tiempo específico. Aquí habla acerca de lo que una mujer pone sobre su cabeza cuando se participa en adoración pública (las reuniones formales de la iglesia). Así que el simple hecho de que él limita la cubierta a tiempos específicos insinúa que tenía en mente una cubierta removible. La cubierta es algo que puedes ponerte y quitarte, no algo que es permanente como nuestro cabello.

Gloria Velada

En el versículo 15, se dice que el cabello largo de una mujer es su “gloria” (LBLA) (“le es honroso” RVR1960), mientras que anteriormente, en el verso 10, Pablo dice que una mujer debe de llevar un “símbolo de autoridad” en su cabeza. El hecho de que estos dos propósitos son antitéticos nos muestra que más de una cubierta está siendo discutida. El cabello largo es la gloria de una mujer, mientras que una cubierta para cabeza vela la gloria y es un símbolo de autoridad. No son lo mismo.

Un erudito en griego, el Dr. Daniel Wallace dice acerca de este punto:

“Los versículos 10 y 15 tendrían que estar diciendo la misma cosa si el cabello largo es equivalente a una cubierta para la cabeza. Pero es difícil que este sea el caso. En el versículo 10, se le requiere a la mujer usar un “símbolo de autoridad.” Tal símbolo representa su sumisión, no su gloria… una traducción literal sería: “es gloria para ella” o “es gloria acumulada para ella” o “a su favor”. ¡Seguramente éste no en es el punto del versículo 10! 7) Wallace, “¿Qué es la cubierta de la cabeza en 1 Corintios 11:2-16? y ¿Se nos aplica al día de hoy?”
https://bible.org/article/what-head-covering-1-cor-112-16-and-does-it-apply-us-today (página en inglés, accedida el 27 de abril del 2016)

Conclusión

Mientras afirmamos que el cabello largo de una mujer es su cubierta natural, vemos que se habla de dos cubiertas diferentes en este capítulo. Una de ellas es el cabello, el cual es natural, permanente y una gloria para ella (1 Corintios 11:14-15). La otra sería una cubierta de tela, la cual es artificial, removible (1 Corintios 11:5), y un símbolo de autoridad (1 Corintios 11:10). Una mujer debe de llevar este último cuando va a “orar y profetizar.”

References

1.
 William MacDonald, Believer’s Bible Commentary (Comentario de la Biblia del Creyente) (Thomas Nelson, 1995), 1786.
2.
 A. Philip Brown II, A Survey of the History of the Interpretation of 1 Corinthians 11:2–16 (Aldersgate Forum, 2011) Página 12.
3.
 El defensor más temprano que logré encontrar fue Karl Christian Johann Holsten (1825–1897), un teólogo liberal alemán. Más informacón en www.headcoveringmovement.com/articles/where-did-the-long-hair-view-come-from.
4.
 Ireneo of Lyon, “Ireneo contra las herejías” en Los Padres Apostólicos con Justino Mártir e Ireneo, Vol. 1, ed. A. Roberts, J. Donaldson, y A. C. Coxe (Buffalo: Christian Literature Company), 327.
5.
 Para leer estas citas, por favor vaya al Capítulo 1 “Historia del Velo Cristiano”
6.
 En Isaías 6:2 en donde leemos acerca de los ángeles en el cielo. Dice: “los serafines estaban sobre Él, cada uno con seis alas: con dos cubrían su rostro, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban“.

En este pasaje vemos cómo los serafines emplean sus alas como cubiertas. La palabra usada para “cubrir” en la Septuaginta es katakalypto. Aunque esto no se refiere a un material, sí se refiere a un velo removible. Los ángeles pueden mover sus alas hacia delante o lejos de su cara; para velar o desvelar a su voluntad. También es una instancia única debido a que se refiere a los ángeles en el cielo en lugar de a los humanos aquí en la tierra.

7.
 Wallace, “¿Qué es la cubierta de la cabeza en 1 Corintios 11:2-16? y ¿Se nos aplica al día de hoy?”
https://bible.org/article/what-head-covering-1-cor-112-16-and-does-it-apply-us-today (página en inglés, accedida el 27 de abril del 2016)

Leave a comment

name*

email* (not published)

website

Send this to a friend